5 de marzo de 2017

PARA CONMEMORAR EL DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

Ya se está acercando la fecha en la que, cada año, se celebra el día de la mujer trabajadora. 

Es un día muy especial, en mi opinión, en el que se recuerda (o se debería recordar) que las féminas tienen un destacado papel en la sociedad y por ello, debe valoráselas y respetarlas como merecen. También desde mi punto de vista, todas somos mujeres tabajadoras, desde el ama de casa que es capaz de organizar y llevar a cabo todos los trabajos que implica el hogar, hasta las más reputadas políticas y economistas de los países más influyentes del mundo. Cada cual tiene su papel y sus funciones, y todas son importantes. Aparentes pequeños gestos y actos de hoy pueden producir grandes efectos  mañana. Además, cada persona es un mundo y, tanto a las familias como a l@s educador@s, nos interesa que cada pequeñ@ sea lo más feliz y mejor persona posible, por su propio bienestar personal y como fin último, para construir entre todo@s un mundo mejor.

A lo largo de la historia ha habido y sigue habiendo figuras femeninas relevantes, tanto en el ámbito de la literatura como de la ciencia, pasando por la política, entre otras disciplinas. Sin embargo, es triste comprobar que, habitualmente, los libros de texto hacen más alusión a los hechos trascendentes protagonizados por varones, incluso teniendo coetáneas que jugaron roles tan primordiales o más que éstos. Por esta razón, y para celebrar este día, quisiera agregar un enlace en el que se comentan brevemente las efemérides de grandes mujeres de la historia. Sin menospreciar a ninguna de ellas, me gustaría destacar la figura de Hellen Keller. Esta mujer sordociega supuso un precedente en la historia de la educación especial y como maestra dedicada a este campo, me veo impelida a resaltar el éxito de su enorme esfuerzo, guiado a través de la inestimable ayuda de su maestra, Anne Sullivan, aún referente vigente en esta materia, ya que con su actuación entiendo que contribuyó a desmitificar ideas falsas sobre la discapacidad. Hellen Keller por su parte, es un ejemplo fascinante del valor del esfuerzo y del afán de superación, por supuesto y nuevamente, según mi opinión.

Felliz día de la mujer trabajadora

También me gustaría agregar una canción para completar el artículo. La espectacular Aretha Franklin:

No hay comentarios: