19 de enero de 2016

BANDERA INTERNACIONAL DE LA PAZ. (Pacto Roerich)

El logo de esta bandera ya aparece en la historia de la humanidad hace miles de años: Está configurado por tres esferas o círculos que forman un triángulo con el vértice hacia arriba, en color magenta sobre fondo blanco, y están contenidos dentro de un círculo más grande en una bandera blanca. Los círculos simbolizan el color de la sangre, igual en todas las personas. El círculo superior representa lo espiritual de las religiones, de modo que podemos estar todos unidos sin importarnos las creencias. Los dos círculos inferiores representan el arte y la ciencia. El círculo exterior representa la cultura que es la unión del arte, la ciencia y la espiritualidad. Esta bandera fue creada en el Acuerdo Roerich de la Paz, firmado en la Casa Blanca en 1935. 


Fue creado como emblema para proteger la cultura humana más allá de cualquier guerra. Este pacto fue ratificado en 1937 por los países que integraban la Liga de las Naciones, precursora de las Naciones Unidas. Y en 1957, esta bandera fue aceptada también por los países del bloque socialista. El mentor de este pacto fue Nicholas Roerich kolái Konstantínovich Roerich (en ruso se pronuncia «Rérij») (el 27 de septiembre/el 9 de octubre de 1874, San Petersburgo — el 13 de diciembre de 1947, Kulu, Himachal-Pradesh, India) fue un ilustre artista ruso, filósofo, escritor, arqueólogo, viajero, persona pública.[1] Siendo creador de más de 7.000 lienzos (muchos de los cuales se encuentran en galerías famosas por todo el mundo) y de más de 30 obras literarias, es también autor de la idea e inspirador del Acuerdo Internacional sobre la protección de las instituciones artísticas, científicas y los monumentos históricos (Pacto Roerich), así mismo como fundador del movimiento internacional de protección de la cultura. Una idea acerca de la protección de los monumentos culturales se formuló por primera vez por Roerich en el año de 1899. Durante unas excavaciones en la provincia de San Petersburgo, Roerich comenzó a apuntar a la necesidad de la protección de monumentos culturales, que reproducen una visión en el mundo de los pueblos antiguos para nosotros. En el año 1929 Roerich, en colaboración con el profesor George Chklaver de la Universidad de París, prepararon el borrador de un tratado internacional dedicado a la protección de los valores culturales, el futuro (Pacto Roerich). El plan iba a ser un análogo cultural de la neutralidad médica de la Cruz Roja. En el año 1930 el texto del borrador del proyecto, con el acompañamiento de una apelación de Roerich a los gobiernos y pueblos de todos los países, fue publicado en la prensa y distribuido en los gobierno, instituciones científicas, artísticas y educativas de todo el mundo. Como resultado los comités de apoyo al Pacto se han establecido en muchos países. El proyecto del pacto fue aprobado por el Comité de Asuntos del Museo de la Sociedad de Naciones y también por el Comité de la Unión Panamericana. Pocos años después de la Segunda Guerra Mundial, el Pacto Roerich, jugó un papel importante en la formación de las normas del derecho internacional y de la actividad pública en el ámbito de la protección del patrimonio cultural. En el año 1949, en la cuarta sesión de la Conferencia General de la UNESCO, fue aceptada la decisión para comenzar el trabajo para la regulación del derecho internacional en el campo de la protección del patrimonio cultural en caso de un conflicto armado. SÍMBOLO DE LA PAZ: La paloma ha sido considerada, a través de la historia, como símbolo de la paz y entendimiento entre las personas. Este ave, domesticado hace miles de años, fue adiestrado por su gran sentido de la orientación para la transmisión de mensajes. Para los incas era una figura mitológica La paloma blanca con una rama de olivo en el pico tiene un origen bíblico. Si hacemos una lectura tranquila del libro del Génesis, al llegar al capítulo 8 que habla del final del diluvio, en el versículo 10 dice: “Esperó siete días más, y de nuevo soltó la paloma fuera del arca. Y por la tarde volvió, trayendo en su pico una rama de olivo. Así conoció Noé que las aguas no cubrían ya la superficie de la tierra. Otro lugar donde aparece este símbolo es en las Catacumbas de San Calixto, al sur de Roma saliendo por la Vía Apia Antiqua, a través de la puerta de san Sebastián. Allí aparecen imágenes de una paloma con una rama de olivo en el pico, símbolo de la paz divina. Hoy día, la paloma con el ramo de olivo en el pico simboliza el deseo de mantener la paz lograda. En 1949 se celebró en Paris un Congreso de la Paz, para el diseñó Picasso un cartel con el dibujo de una paloma con una rama de olivo en el pico que es el símbolo de la paz que actualmente conocemos. El 30 de noviembre de 1981, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 36/67 proclama el 21 de septiembre Día Internacional de la Paz.En 1981, La Asamblea General declaró que el día de la apertura de su período ordinario de sesiones en septiembre sería «proclamado y observado oficialmente como Día Internacional de la Paz, y dedicado a conmemorar y fortalecer los ideales de paz en cada nación y cada pueblo y entre ellos» (resolución 36/67). El 7 de septiembre de 2001, la Asamblea General decidió que, a partir del 2002, el Día Internacional de la Paz será observado cada 21 de septiembre, fecha que se señalará a la atención de todos los pueblos para la celebración y observancia de la paz (resolución 55/282). Declaró que «el Día Internacional de la Paz se observará en adelante como un día de cesación del fuego y de no violencia a nivel mundial, a fin de que todas las naciones y pueblos se sientan motivados para cumplir una cesación de hostilidades durante todo ese Día». También invitó a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, a las organizaciones regionales y no gubernamentales a conmemorar de manera adecuada el Día Internacional de la Paz realizando, entre otras cosas, actividades educativas y de sensibilización de la opinión pública, y a colaborar con las Naciones Unidas en el establecimiento de una cesación del fuego a nivel mundial. Pero en la escuela celebramos el 30 de enero el Día Internacional de la Paz y la NO Violencia porque: Esta jornada se celebra desde 1964 y está reconocida por la ONU desde 1993. En esa fecha se conmemora la muerte de Mahatma Gandhi líder nacional y espiritual de la India, asesinado a tiros en 1948 por un integrista hindú. El Día Escolar de la No-violencia y la Paz (DENIP) fue declarado por primera vez en 1964. Surge de una iniciativa pionera, no gubernamental, independiente, y voluntaria de Educación No-violenta y Pacificadora del profesor español Llorenç Vidal. Su objetivo es la educación en y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz. En este día, los colegios y centros se convierten en instrumentos de paz y entendimiento entre personas de distinta formación, raza, cultura y religión. El mensaje básico de este día es: ’Amor universal, No-violencia y Paz. El Amor universal es mejor que el egoísmo, la No-violencia es mejor que la violencia y la Paz es mejor que la guerra’. El DENIP fue reconocido por el Ministerio de Educación y Ciencia, mediante la Orden Ministerial del 29 de noviembre de 1976.El día 30 de Enero se conmemora además la muerte del líder nacional y espiritual de la India, el Mahatma Gandhi, el 30 de Enero de 1948, asesinado a tiros por un fanático hinduista.

No hay comentarios: